5.1 C
Río Grande
sábado, julio 31, 2021
Inicio Economia Moyano contra Walmart: fracasó la conciliación y continúa la pelea

Moyano contra Walmart: fracasó la conciliación y continúa la pelea

La empresa rechaza el reclamo de indemnizar y retomar 500 empleados. El gremio amenaza con medidas de fuerza.

Tras varios días de arduas negociaciones y prórrogas, Walmart y el gremio de Camioneros, que lidera Hugo Moyano, no lograron resolver la disputa, cuyo epicentro es el estratégico centro de distribución y logística que tiene la cadena en la localidad de Moreno. Fuentes de la compañía, que pertenece al Grupo De Narváez desde noviembre del año pasado, confirmaron a Clarín que “la conciliación obligatoria terminó y no hubo acuerdo de las partes“, sin dar más detalles. En varias oportunidades, Moyano venía amenazando con medidas de fuerza, incluso con un paro, si no aceptaban sus demandas.

El eje de la pelea es la venta de Walmart a De Narváez. Por este motivo, el sindicato exige que indemnicen y retomen con la misma antigüedad a 500 afiliados que trabajan en el centro de distribución desde el cual abastecen a sus 92 sucursales, algo que la empresa considera “una práctica ilegítima, no prevista por ningún marco legal vigente”. Consultados al respecto, desde el gremio no respondieron los llamados de Clarín.

El conflicto quedó expuesto a fines de marzo, con la publicación de una solicitada en los grandes medios nacionales, titulada “Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada”. Allí detallaron que los reclamos de los Moyano empezaron ni bien el grupo De Narváez tomó el control de la cadena y que, ante el rechazo, “nos vimos condicionados por recurrentes medidas de fuerza encubiertas que derivaron en una caída del 75% en la distribución de alimentos básicos”.

Para frenar protestas, la cartera laboral, que conduce Claudio Moroni, dictó la conciliación obligatoria, primero por 15 días y luego por una semana más, para obligar a las partes a negociar. Agotados los plazos, este lunes y contrarreloj, se pactaron dos extensiones para continuar dialogando. Este jueves pasado el mediodía, todo concluyó. “Fue un diálogo de sordos. El gremio mantuvo su reclamo de indemnizar y retomar a los 500 empleados por el cambio de dueño y la empresa considera que eso es ilegal. Ninguno modificó su postura y el conflicto vuelve a fojas cero“, explicó una fuente al tanto de las tratativas.

Semanas atrás, el propio ministro de Trabajo, Claudio Moroni, respaldó la postura de Walmart. El funcionario sostuvo que Camioneros “reclama el pago de unas compensaciones que no entendemos cuál es el origen” y sostuvo que “no hay una norma que obligue a la empresa”. Pablo Moyano le respondió con firmeza: “Por más que De Narváez diga que no corresponde, vamos a seguir insistiendo de todas las formas para que paguen la indemnización. Desde el año 98 tenemos esta conquista y todas (las empresas) pagaron y el único vivo es De Narváez“, sostuvo.

Camioneros argumenta que su reclamo remite al “caso Manliba”, algo que se conoce como la “Ley Moyano” y que consideran un derecho adquirido aunque no esté contemplado en la legislación. En los 90 y al vencer la concesión de la empresa recolectora de residuos (perteneciente al grupo Socma de la familia Macri), Moyano pactó el pago de los despidos y la conservación de sus puestos en las sucesivas renovaciones de los contratos de concesión. La fórmula se replicó con compañías de logística, correos y aguas gaseosas, entre otras.

El Gobierno no logra enfriar una disputa que no paró de escalar a pesar de la conciliación obligatoria. Algo que no deja de ser llamativo si se tiene en cuenta que Hugo Moyano y Francisco De Narváez son viejos conocidos. Sin ir más lejos, en 2013 fueron aliados en una misma lista para competir en las elecciones legislativas, en lo que fue la última participación política del ex dueño de Tía. Por aquel antecedente, muchos creen que ambos conversaron a lo largo del conflicto.

La pulseada continúa y su final es incierto. En participación de mercado, Walmart se posiciona detrás de Carrefour, Cencosud (Jumbo, Disco y Vea) y Coto. Tiene hoy el 12% de participación de mercado y está en pleno proceso de reconversión. Tiene 31 hipermercados (con la marca Walmart), dos tiendas mayoristas (Punto Mayorista) y el resto son supermercados que llevan la bandera de Changomas. Tiene un total de 10.000 empleados y el conflicto está centrado en su único centro de distribución y logística, donde trabajan poco más de 700 trabajadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí