10 C
Río Grande
lunes, marzo 1, 2021
Inicio Economia Mindlin se va de Edenor para proteger su negocio de generación eléctrica

Mindlin se va de Edenor para proteger su negocio de generación eléctrica

Desde el kirchnerismo le insinuaron que se desprendiera de Edenor. El rol de varios lobistas en la trastienda de la negociación.

La noche del 11 de agosto, con el triunfo del Frente de Todos por 15 puntos en las elecciones primarias, comenzó a tejerse la salida de Marcelo Mindlin de Edenor. El empresario le pidió a Pablo Díaz, uno de sus lobbystas, que le hiciera llegar algún mensaje a Eduardo “Wado” De Pedro, hombre de confianza del kirchnerismo duro, que luego sería nombrado como ministro del Interior.

Díaz, uno de los sobrevivientes de “La noche de los lápices”, le preguntó a De Pedro cómo podía mejorar el vínculo de Mindlin con el kirchnerismo, y en especial con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Mindlin quiere llevarse bien con Cristina. Por favor pregúntale qué empresa le interesa a Cristina que Marcelo compre para llevarnos bien”, le comentó Díaz a De Pedro.

Unos días después, llegó la respuesta de Wado. “No queremos que compre nada. Queremos que venda Edenor”, fue el mensaje, según dos fuentes que conocen el tema. De Pedro y Díaz se conocen por la militancia en cuestiones de derechos humanos.

Mindlin se vio luego con Alberto Fernández, cuando ya se sabía que iba a ser presidente, pero faltaba el round de las elecciones generales. La operación de salida de Mindlin e ingreso de Manzano comenzaba a perfeccionarse.

Mindlin conformó con Eduardo Elsztain una de las duplas empresariales más exitosas de la Argentina. Juntos manejaron Irsa y Cresud, las mayores dueñas de edificios y tierras del país. A la hora del divorcio, Mindlin quiso dedicarse a los negocios “regulados”, es decir que requieren alguna autorización estatal.

Desde la devaluación de 2001/02, se dedicó a las compras, en especial de extranjeros que se querían ir del país, como la francesa Edf y la brasileña Petrobras. Así fue amasando activos que lo convirtieron en uno de los líderes del sector energético.

Mindlin y Manzano poseen una buena relación. Y también un vínculo en común. Gabriel Hochbaum arrancó su carrera como productor periodístico en América y luego devino en lobbysta todoterreno, con llegada a los gobiernos de distintos colores políticos. Hochbaum forma parte del equipo de Vila y Manzano. Y Mindlin recurrió a su servicio de lobby en más de una ocasión.

Uno de los pilares de la coalición oficialista es Sergio Massa. El diputado es amigo de Daniel Vila. Se estima que la operación no pasará sofocones regulatorios.

En el mercado hay distintas teorías sobre la jugada de Mindlin. Algunos creen que buscará proteger su negocio de generación. Y que, a cambio, entregó Edenor como parte de pago. Otros creen que su deseo de salir de ese negocio lleva unos años. En 2018 y 2019, hubo contactos con bancos de inversión internacionales y gigantes chinos para que participen en las empresas de Pampa, ya sea Edenor o Transener (transmisión).

También están quienes creen que Manzano hará ahora lo que Mindlin hizo en 2005. Es decir, negociar con la política, obtener un mejor cuadro tarifario y sentarse a esperar. Las acciones de Edenor llegaron a US$ 60 en 2018, cuando las ganancias de la empresa eran altas por los aumentos de tarifas.

Los incrementos en la luz podrían devolverle el valor de mercado perdido a Edenor. No será en 2021, será en 2022. Cuando suceda, Manzano estará listo para capitalizar esa situación. Y Mindlin tampoco se quedará afuera de una eventual mejora: si eso sucede mientras el consorcio comprador aún le debe plata, se quedará con el 50% de la ganancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí