6 C
Río Grande
viernes, abril 23, 2021
Inicio Sociedad Miles de personas marcharon al Congreso para pedir leyes que protejan el...

Miles de personas marcharon al Congreso para pedir leyes que protejan el medio ambiente y la escasez de agua

En el Día Mundial del Agua, militantes y organizaciones sociales llamaron a conscientizar por la falta de este recurso clave para el mundo. Cuáles son sus reclamos

Cientos de jóvenes se agolpan sobre la avenida Rivadavia. Se organizan para hacer una sentada frente al Congreso de la Nación para pedir que los escuchen, que diputados y senadores hagan algo frente a la amenaza que representan distintas actividades productivas sobre un recurso que es escaso no sólo en la Argentina: el agua.

Las voces se multiplican en todo el país: decenas de organizaciones marchan en Rosario, también en Mendoza y en Chubut. Este lunes, Día Mundial del Agua, miles de argentinos se hicieron eco de un reclamo urgente: la crisis climática y cómo afectará al recurso.

En las últimas semanas los incendios volvieron a aparecer en la agenda pública luego de que se quemaran 40.000 hectáreas en la cordillera de Chubut y de Río Negro; también allí resurgió el debate por la megaminería y cómo afectaría a sus ríos; también estuvieron presentes los reclamos por el fracking, en Vaca Muerta.

Hubo miles de carteles contra la minería, el fracking y el no cuidado del agua Hubo miles de carteles contra la minería, el fracking y el no cuidado del agua

“Exigimos la urgente adopción de una política pública ambiental nacional que inicie una transición productiva y energética justa, al amparo de los que más lo necesitan. Argentina está en llamas. 40.000 hectáreas fueron consumidas por incendios intencionales que impactaron singularmente a la Patagonia en el 2021, que se suman al récord de un millón de hectáreas incendiadas en 2020”, asegura la agrupación Jóvenes por el Clima, mediante un comunicado.

“El agua es un bien escaso cuyo acceso debe ser entendido como un derecho humano para las poblaciones, no para los negociados de las empresas mineras”, dijo Mercedes Pombo, de esa organización.

Un gran número de personas se movilizó para visibilizar esta problemática Un gran número de personas se movilizó para visibilizar esta problemática

“El hecho de que se den múltiples conflictos socioambientales en simultáneo y que están profundamente vinculados no es fortuito, es un signo nítido de nuestro futuro como generación y como humanidad. Necesitamos un proyecto de país y una agenda política que priorice estos temas, acompañado por legislación que impida el lucro indiscriminado sobre el bien común y por un poder judicial presente que no permita la impunidad frente a estos atropellos.”, agregó Pombo.

En Buenos Aires la convocatoria comenzó a las 16:30 con un verdurazo de la Unión de los trabajadores de la tierra (UTT), en frente del Congreso de la Nación. “Un verdurazo es una forma de manifestarnos en un espacio público (como una plaza), regalamos nuestros alimentos al pueblo, visibilizando las problemáticas de nuestro sector. Pedimos por el avance de la Ley de Acceso a la Tierra, el fomento de la Agroecología, el Acceso al Agua para producir Alimentos y los derechos básicos de las y los trabajador”, dijo Maritza Puma, militante de la UTT.

(Franco Fafasuli)(Franco Fafasuli)

Con una nueva forma de protestar con los protocolos de la pandemia, movimientos sociales y organizaciones socioambientales realizaron la sentada pidiendo a los diputados por varias normas relacionadas con el agua: una ley de presupuestos mínimos de protección de humedales, la ley de educación ambiental, ley de acceso al agua y ley de reciclado con inclusión social.

“No hay planeta B”, “Nos prometieron futuro y nos dieron fracking”, carteles y hasta un activista disfrazado de vaca zombie, haciendo alusión a la explotación de shale oil en Vaca Muerta. “Se sabe de la crisis climática hace más de 30 años y por ahora sólo bla bla bla pero poca acción. El lunes tenemos que ser miles en las calles para garantizarnos un presente y un futuro más justo y sostenible”, Nicole Becker, activista de Jóvenes por el Clima.

(Franco Fafasuli)(Franco Fafasuli)

Con “artivismos” también llegaron a las calles los miembros de Extinction Rebellion. A la sentada en el Congreso sumaron recitales y muestras artísticas en un escenario en la Plaza de Mayo. “El Agua vale más que todo”, fue el slogan de la convocatoria.

Las convocatorias, como se dijo, se replicaron en Ushuaia con una marcha a la Casa de Gobierno y un festival con músicos y activistas en el Centro Cultural Nueva Argentina. Frente a la Legislatura hubo manifestaciones en Tucumán, así como también en Mar del Plata 18 en la Legislatura. Las ciudades de Salta, Posadas, Chivilcoy, Tandil y Bariloche también fueron escenario de manifestaciones.

Un planeta, una salud

Este año, más que nunca, se ha puesto sobre la mesa la importancia del agua para frenar epidemias y enfermedades infecciosas. Lavarse las manos es fundamental para cortar la transmisión del COVID-19 y otras enfermedades.

Luego de la presencia de Alberto Fernández en Chubut, la minería volvió a estar en el centro de la escena Luego de la presencia de Alberto Fernández en Chubut, la minería volvió a estar en el centro de la escena

Pese a que el agua cubre el 70% de la superficie del planeta, el 97% de ella es salada. Solo el 2,5% es dulce, pero con un problema extra: el 90% está congelada. La humanidad depende del 0,5% del agua dulce de depósitos subterráneos y del minúsculo 0,01% de ríos y lagos.

Los humedales son una de nuestras reservas de agua dulce más importantes y los bosques ayudan a mantener las fuentes y los caudales de agua. En la Argentina se calcula que ocupan el 25% del territorio, sin embargo no existe un inventario certero. Actividades como la agricultura, la ganadería y el desarrollo inmobiliario presionan estos ecosistemas y siguen avanzando sobre ellos.

El Panel Intergubernamental por el Cambio Climático (IPCC) advierte de los riesgos de escasez de agua en las tierras áridas, daños por incendios, degradación del permafrost e inestabilidad del sistema alimentario. Las actividades extractivas, como la explotación de los combustibles fósiles y la minería se suman a estas amenazas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí