6 C
Río Grande
viernes, abril 23, 2021
Inicio Deportes Mechi Margalot, la Leona que ahora relata partidos de fútbol: “Quiero ser...

Mechi Margalot, la Leona que ahora relata partidos de fútbol: “Quiero ser la Miguel Simón de las mujeres”

Líder de Las Leonas y conductora en ESPN, es la primera mujer que relata fútbol masculino en la TV. Este miércoles hará Lituania-Italia por las Eliminatorias.

Se crió en una familia donde no se consumía televisión. Su imagen, sin embargo, no tardó en aparecer allí cuando Las Leonas rompieron el paradigma y revalorizaron al deporte femenino con sus éxitos. Ahora, es la cara de la primera relatora de la TV argentina. Mechi Margalot (45) debutó hace diez días en un partido de la Eredivisie (la liga holandesa masculina) para el que se preparó durante tres semanas y este miércoles, desde las 15.30, se pondrá al frente del choque de Eliminatorias entre Lituania e Italia, con Vito De Palma de comentarista, en ESPN 3.

“Nosotros elegimos a propósito la Eredivisie porque del fútbol europeo está un escaloncito más abajo. Desde ese lado, parecía lógico empezar por ahí. Pero qué se yo. Después me preguntaron si me animaba a hacer Eliminatorias y creo que no había llegado a contestar y me dijeron que estaba en la grilla de Italia-Lituania con Vito De Palma, a quien adoro y que me escribió para decirme que estaba emocionado”, le dice a Clarín en la previa vía Zoom, la misma plataforma que un rato después le permitió obtener una devolución de Miguel Simón, su referente, amigo y uno de los responsables de que se animara a dar el paso del hockey, deporte que naturalmente la inició en los medios, al fútbol.

-¿Cómo fue tu acercamiento con el relato?

-Hace dos años relaté el primer partido de hockey, porque yo quería armar una pareja estable para darle mayor presencia y un productor y amigo me empezó a decir: “¿Por qué no relatás vos que quizás te resulta más fácil encontrar una comentarista, alguna de Las Leonas vintage?”. La pandemia permitió que se pudiera trabajar online y que sea Sole García la comentarista, que además de ser íntima amiga sabe mucho porque se dedica a esto, es entrenadora. Mientras empezaba a gestar esa idea, este amigo me insistía en que hiciera fútbol. Y mi respuesta era “no, es un ambiente complicado, no, no, no”. Pero después me despertó algo adentro.

-Y te juntaste con Miguel Simón…

-Miguel Simón me parece el 1 en todo. Cuando yo empecé en ESPN hace diez años, en la radio, uno de mi jefes me preguntó qué tipo de perfil quería tener. “Yo quiero ser la Miguel Simon de las mujeres”, le contenté. En ese momento no se me había cruzado por la cabeza que fuera en el relato. Y el año pasado me junté con el Flaco, le conté la idea, le pareció alucinante y me dijo: “Yo soy tu mentor”. Y fue como el espaldarazo final que necesitaba para decir: “Bueno, si Miguel confía en mí en esto, él que ya conoce mi timbre de voz, mi obsesión”. Y ahí fuimos, entonces. Surgió la propuesta. Les dije que estaba para esto y les pareció alucinante, porque ESPN también en algún punto lo estaba buscando. Medio como que estuve o estoy en el momento y lugar justos, ¿no?.

-Sos obsesiva del dato y de recolectar mucha información en la previa, ¿cómo fue el debut?

-No es sano lo que hago. Tenía un despliegue de hojas. Tenía abierta la computadora también y la cerré en un momento porque dije: “No puedo más”. La mitad de los papeles volaron. Hablaba con Martín Alberg, relator de rugby y amigo, y me decía cómo armaba la canchita con los jugadores. Pero en el rugby confirman las formaciones tres días antes. Yo tenía todo armado y 45 minutos antes subieron el equipo y me habían cambiado 5 posiciones. Todo lo prolijo pasó a estar tachado. Me iré organizando, no sé cómo.

-¿Ya tenés un estilo o una idea de cómo querés relatar?

-Estoy buscando mi estilo, todavía no lo encontré. Obviamente, una de las cosas que más me gustan, y que me parece que es el gran diferencial de Miguel, es aportar datos continuamente. Está bien: él encuentra el momento, tiene el timing, el tono. También hay cosas que me gustan de otros relatores y lo voy tomando. Después es encontrar el equilibrio, porque tampoco es sano preparar todos esos datos ni tirarlos a lo largo de la transmisión indiscriminadamente. Estoy viendo. La gente me decía: “Ya tenés un distintivo para gritar el gol”. No, yo el gol lo grité, tengo vozarrón… Qué sé yo, metí cuatro goles en un primer tiempo, ya no sé el último cómo lo grité. No lo tenía pensado. Lo mío es muy instintivo en ese sentido.

-Te tocó un 5-0. ¿Era mejor un partido tranquilo o una goleada?

-Ya sabía que tenía que haber goles porque se estaba enfrentando el primero de la tabla contra el último. Ahora lo que no me imaginé era que iba a llegar al entretiempo e iba a estar así viste… (NdR: muestra sus cuerdas vocales) ¿Sabés qué es lo bueno? Si alguno tenía dudas de cómo gritaba, ya saben cómo grito, porque mirá si hubiese sido un 0-0 o un 1-0…

-¿Cómo te preparás para hacer Eliminatorias?

-Me grabé el partido de Italia con Irlanda, lo vi todo. Lo mismo contra Bulgaria y el de Lituania contra Suiza. Siento que no terminé de respirar y… Supongo que después cuando estás más canchera los partidos los preparás más rápido, porque yo desde que se gestó esto hasta que hice el Ajax fueron tres semanas de consumir datos. Después me iré acomodando porque no voy a tener vida, ni paz. Repito, no es sano.

-Entonces, infiero que contra Ajax diste el 10% de los datos que tenías.

-Síiii, síiii. Yo me acuerdo que Miguel me dijo “ojo con tanto dato”, que tenía que saber correrlo y decir este dato no lo voy a meter, como que supiera soltar. Tampoco quería caer en la trampa de que sea conversado, porque soy una enferma de la táctica también y de los análisis de video. Por ende, me iba a salir naturalmente. Pero no quería caer. No por cómo iba a ser juzgada, sino porque si yo voy a empezar como relatora, primero tengo que ser relatora. Entonces, quería relatar. Pero, sí, olvidate: la mitad de los papeles volaron.

-¿Te volviste a escuchar?

-No tuve un segundo. Había quedado en juntarme a tomar un café con el Flaco para corregir todo esto previo al próximo partido. Por los horarios de los dos nos desencontramos y quedamos en hacerlo por Zoom. Sí escuché el compacto y me dio bronca. Obviamente, me da bronca porque de repente escuchaba que yo gritaba gooool, apareció Dusan Tadic, goool, apareció otro. Pucha, ¿le puedo mandar un sinónimo?. Si ya estaba el flaco, ¿por qué digo apareció? Si ves todo el partido capaz no te das cuenta pero si hacés el compacto de los goles… Pero hay que aprender a quererse y a verse o escucharse, algo que siempre me costó porque me da vergüenza, no me gusta y soy muy crítica. Pero también es la única manera de mejorar.

“El día que dejemos de hacer ruido querrá decir que ya está naturalizado”

Con el dorsal 14 en la camiseta de Las Leonas, María Mercedes Mechi Margalot inspiró a miles de chicas en el inicio del siglo XXI que soñaban con defender con la misma potencia que ella. Ahora, a los 45, infunde ánimo en otras que sueñan con llegar a los medios. Aunque aclara que su único título es el de odontóloga, entiende que rompe con el “estereotipo de mujer que pretende la Argentina” en la TV.

“Yo no entro en el estereotipo bajo ningún punto de vista: ni desde lo estético, ni desde el temperamento‘Ay, sos horrible’, me dicen algunos. Sí, muchachos, no puedo volver a nacer, es lo que hay. Sé que rompo con varios estereotipos de mujer por ese lado y quizás hay que naturalizar eso. La TV argentina es mucho más cruel en muchos aspectos. Cuando vos tenés un hombre de 45 años decís que está en su esplendor y andá a agarrar a una mujer de 45, al contrario, le decís que se está poniendo viejita. Supongo que tiene que ver con la idiosincrasia y con que a nosotros nos llegan más tarde los cambios”, analiza quien también conduce SportsCenter.

Mechi Margalot también es conductora del noticiero SportsCenter. Foto: Prensa ESPN

Mechi Margalot también es conductora del noticiero SportsCenter. Foto: Prensa ESPN

El martes 18 de febrero de 2020, justamente en el noticiero deportivo, las periodistas Morena Beltrán y Agostina Scalise se pusieron al frente de la última edición del día. El hecho se viralizó en las redes sociales y poco después esa decisión periodística de ESPN se volvió noticia en los sitios de los grandes medios.

“Si ves la pantalla de ESPN -remarca Mechi-, en SportsCenter le puede tocar a dos mujeres juntas, es indistinto, no es un hombre y una mujer, la grilla va cambiando. También hay mujeres sentadas en todas las mesas de los programas futboleros. Es una compañía que cada vez más le da espacio a la mujer, que ya no hace hincapié. Verdaderamente lo creo. Después, obviamente, tenés que decir que es la primera relatora y hacer una movida de prensa, se entiende desde ese lado porque te ayuda a generar visibilidad. Pero la mejor visibilidad y la igualdad van a llegar el día que nadie haga hincapié. A veces, tenés que hacer hincapié para hacer ruido pero el día que dejemos de hacer ruido querrá decir que ya está naturalizado. Creo que el mundo va camino a eso”.

-Próximamente, la TV Pública lanzará el reality “Relatora Argentinas”. ¿Tenés alguna opinión?

-No tenía idea, me enteré cuando me lo preguntaron en una nota, y no sé cómo será. Si esto ayuda a la visibilidad y si es una iniciativa que sirve como un puntapié para que haya relatoras mujeres, fenomenal. Hacer ruido también está bueno. Yo ya quiero llegar a la siguiente etapa que es naturalizarlo. Pero si esta es la etapa del ruido, bienvenida sea.

-Ahora, sos parte de un cambio en los medios. Antes también te pasó con Las Leonas, cuando después de Sydney 2000 abrieron el espacio del deporte a la mujer.

-Hace poco en una nota me preguntaron si creía que nos ninguneaban por ser un equipo de mujeres. Y yo creo que todo lo contrario: veían la diferencia y la crítica era “miralas, les pegan un bochazo, las fracturan y siguen jugando”. Quedaba reflejado el contrapunto ese que dice que las mujeres toleran el dolor mejor que los hombres. Acompañado de un equipo con una mística y una alegría, tal que al día de hoy somos íntimas amigas, generó mucho ruido eso, el contraste con el hombre. Y eso nos enalteció mucho. A partir de la igualdad que está buscando el mundo en general, empezamos a hacer más visible al deporte femenino. Siempre hay un disparador, no importa quién es, ¿me explico? Porque la gente dice “ay, sos la primera relatora” o “fuiste la pionera en Las Leonas”. No importa. Entiendo la vida así. Debe ser porque estoy acostumbrada a trabajar en equipo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí