14.1 C
Río Grande
sábado, noviembre 27, 2021
Inicio Internacional La “mano larga” de la Iglesia en España: se apropió de miles...

La “mano larga” de la Iglesia en España: se apropió de miles de bienes, desde castillos hasta departamentos en la playa

En 17 años, inscribió a su nombre 35 mil propiedades: monumentos, viñedos, edificios y hasta la famosa Mezquita de Córdoba, Patrimonio de la Humanidad.

En 17 años, la Iglesia católica española inscribió a su nombre 35.000 bienes que que tendrá que devolver si se los reclaman lícitamente.

El gobierno de coalición español relevó que, entre 1998 y 2015, la Iglesia matriculó como propios 34.961 monumentos, fincas y edificios, entre otros inmuebles, gracias a una ley del gobierno de José María Aznar (Partido Popular) que, con sólo una certificación eclesiástica -es decir, la firma de un obispo-, permitía registrar a la Iglesia como propietaria de bienes del valor histórico y patrimonial de la Mezquita de Córdoba, por ejemplo, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1984 desde Buenos Aires.

“Esto viene de una ley hipotecaria de un reglamento de Franco. Pero es que Aznar, cuando hace un cambio, mantiene la idea de Franco. Y la Iglesia lo ha hecho porque la ley se lo permitía”, dijo la vicepresidenta primera del gobierno, Carmen Calvo, quien formó parte de la comisión que durante años relevó los inmuebles matriculados por la Iglesia.

Calvo confesó haber hablado con el presidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan José Omella, y aseguró que “habrá una posición razonable de la propia Iglesia católica”.

La antigua Mezquita de Córdoba. Foto: Reuters

La antigua Mezquita de Córdoba. Foto: Reuters

“La Iglesia está en condiciones de saber que hay cosas que seguramente se han inscripto y que no se deberían inscribir”, agregó la vicepresidenta Calvo.

Desde hace unos días, en el Congreso de los Diputados se puede consultar el listado de 3.000 páginas que incluye castillos, fincas, departamentos en la playa, viñedos, estacionamientos, locales, huertas, campos.

Los ayuntamientos y personas particulares que crean tener derechos sobre esas propiedades podrán reclamarlas.

Según el informe, unos 20.000 inmuebles corresponden a templos y dependencias y los 15.000 restantes tendrían otros usos.

Castilla y León es la comunidad autónoma que registra la mayor cantidad de “inmatriculaciones” a nombre de la Iglesia, como las llaman aquí, donde las certificaciones eclesiásticas fueron 8.706. La siguen Galicia -con 6.210- y Cataluña, con 3.650.

Algunos bienes, como la catedral de Granada, que fue matriculada el 22 de junio de 2015, no aparecen en el listado de bienes que el gobierno envió al Parlamento.

La Mezquita de Córdoba

Otros, como la Mezquita de Córdoba, encarnan lo escandaloso del privilegio que se le otorgó a la Iglesia católica.

“El caso de La Mezquita es emblemático porque se trata de un edificio de extraordinaria importancia histórica y patrimonial que está siendo gestionado con criterios exclusivamente confesionales”, explica a Clarín el historiador y profesor de la Universidad de Huelva, Alejandro García Sanjuán.

Turistas recorren los pasillos de la Mezquita-Catedral de Córdoba. Foto: EFE

Turistas recorren los pasillos de la Mezquita-Catedral de Córdoba. Foto: EFE

“La Iglesia convirtió a la Mezquita de Córdoba en una especie de museo católico en el que hace exposiciones del culto católico y apenas se le otorga importancia a la dimensión histórica -agrega el historiador-. Esto se combina con la implementación de una narrativa falsa sobre el edificio, insistiendo en que antes de ser mezquita fue una iglesia cristiana, algo que no está probado desde un punto de vista histórico ni arqueológico.”

García Sanjuán integró la comisión que organizó el Ayuntamiento de Córdoba para elaborar su propio informe. Formaba parte de ese grupo de trabajo también Carmen Calvo, quien por entonces no era vicepresidenta de España, y el ex director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza.

“El informe que elaboramos se hizo público en 2018. Tenía una parte histórica y luego una parte legal. Trabajé sobre la parte histórica con otro colega. El tema de las inmatriculaciones ha sido considerado irregular y anticonstitucional -dice Sanjuán-. La mayor parte de ellas no han sido revocadas en los tribunales. Algunas sí. Algunos juristas consideran que es necesaria una legislación que permita abordar el tema de manera global y no caso por caso.”

Y aclara: “La Mezquita es un edificio que, por su carácter monumental, en el siglo XIX fue declarado Monumento Nacional y en el siglo XX Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Ha estado tradicionalmente en manos de la Iglesia como un templo católico desde que la ciudad fue conquistada en la Edad Media, en el 1236, por los cristianos. La Mezquita se convirtió en una iglesia católica y así se la ha venido utilizando aunque las autoridades civiles han intervenido en forma activa porque siempre ha tenido un carácter muy emblemático”.

Respecto de la cuestión jurídica, el historiador señala que “el tema de la propiedad no estaba resuelto. Por eso en 2006 la Iglesia, aprovechando esa ventana que le abrió Aznar, realizó la inscripción a través de una simple declaración del obispo, que actuó como notario público. Pero no existía un título de propiedad hasta ese momento, aunque la Iglesia afirma que posee documentos de la época de la conquista cristiana, de la época del rey Fernando III, que acreditan la propiedad. Pero eso no está demostrado ni acreditado”.

La Iglesia católica, agrega Sanjuán, “explota el interés turístico del edificio”.

“Lo lógico sería que fuera de propiedad pública y que fuera gestionado por un patronato del que la Iglesia debería formar parte”, es su opinión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí