8 C
Río Grande
viernes, abril 23, 2021
Inicio Coronavirus La farmacéutica francesa Sanofi ayudará a Pfizer y BioNTech a envasar su...

La farmacéutica francesa Sanofi ayudará a Pfizer y BioNTech a envasar su vacuna contra el COVID-19

La compañía comprometió una de sus plantas a la colaboración con sus competidores debido a que el desarrollo de su propio producto se encuentra retrasado. Se esperan 100 millones de dosis para la Unión Europea

La farmacéutica francesa Sanofi ayudará a su competidor Pfizer/BioNTech a envasar su vacuna contra el covid-19 y debería condicionar más de 100 millones de dosis destinadas a la Unión Europea de aquí a finales de 2021, dijo el director general del laboratorio francés, Paul Hudson, al diario Le Figaro.

Al mismo tiempo, Sanofi está trabajando en dos vacunas para luchar contra esta pandemia, pero su proyecto principal se ha retrasado y no se espera que llegue al mercado antes de finales de año, por lo que decidió acercarse a Pfizer “para ser útil a partir de ahora”, aseguró Hudson.

Sanofi reconoció el mes pasado que una vacuna que desarrolla junto con GSK había obtenido peores resultados de lo previsto y su salida al mercado se retrasaría al menos hasta finales de año.

El presidente francés Emmanuel Macron en un laboratorio de la planta de Sanofi en Marcy-l'Etoile, cerca de Lyon, Francia (Laurent Cipriani/REUTERS/Archivos)El presidente francés Emmanuel Macron en un laboratorio de la planta de Sanofi en Marcy-l’Etoile, cerca de Lyon, Francia (Laurent Cipriani/REUTERS/Archivos)

El gobierno francés de Emmanuel Macron le había pedido a Sanofi que estudiara la posibilidad de poner a disposición sus cadenas industriales para aumentar la producción de vacunas ya existentes.

Al anunciar que firmó el acuerdo el martes, Hudson explica en la entrevista publicada en el sitio internet del Figaro que Sanofi utilizará su fábrica alemana de Francfort para envasar la vacuna que le será suministrada por sus competidores a partir de julio.

“Este sitio de producción está situado cerca de la sede de BioNTech y eso facilita las cosas”, dijo el jefe del grupo francés.

Ursula Von der Leyen: "La UE invirtió millones y las farmacéuticas deben cumplir" (EFE/EPA/FRANCOIS WALSCHAERTS/Archivo)
Ursula Von der Leyen: “La UE invirtió millones y las farmacéuticas deben cumplir” (EFE/EPA/FRANCOIS WALSCHAERTS/Archivo)

La producción será destinada a la Unión Europea y por lo tanto en parte a Francia, agregó.

Los laboratorios deben enfrentar cadencias elevadas para satisfacer la demanda y algunos, como Pfizer y BioNTech, han experimentado retrasos.

El martes, la presidenta de la Comisión europea, Ursula von der Leyen, presionó a los fabricantes y dijo que deben “honrar sus obligaciones”.

“Ahora las empresas deben cumplir sus promesas”, dijo en video en el marco del Foro económico mundial de Davos.

Sanofi, farmacéutica francesa (REUTERS/Charles Platiau/Archivo)Sanofi, farmacéutica francesa (REUTERS/Charles Platiau/Archivo)

Paul Hudson aseguró que entre los proyectos de vacuna, Sanofi “avanza” en uno que usa la tecnología que practica para su vacuna contra la gripe, pese a unos meses de retardo y que espera llegue al mercado a fines de 2021.

También desarrolla una vacuna basada en la tecnología del ARN mensajero, utilizado por Pfizer y BioNTech, en asocio con una empresa biotecológica estadounidense.

El mes pasado se publicó un estudio en el que se afirma que el tratamiento de los pacientes con COVID-19 en estado crítico con el fármaco para la artritis Kevzara de Sanofi mejora significativamente las tasas de supervivencia y reduce la cantidad de tiempo que los pacientes necesitan cuidados intensivos.

Trabajadores de la salud registrándose para recibir la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech en un centro de vacunación dentro de un gimnasio en Taverny cerca de París, Francia, el 9 de enero de 2021 (REUTERS/Benoit Tessier)Trabajadores de la salud registrándose para recibir la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech en un centro de vacunación dentro de un gimnasio en Taverny cerca de París, Francia, el 9 de enero de 2021 (REUTERS/Benoit Tessier)

Los hallazgos, aún no revisados por pares, mostraron que el inmunosupresor Kevzara, también conocido como sarilumab, redujeron las tasas de muerte en 8,5 puntos porcentuales entre los pacientes hospitalizados y gravemente enfermos con COVID.

Eso significaría que por cada 12 pacientes tratados con uno de los dos medicamentos, se salvaría una vida extra, dijo Anthony Gordon, profesor de anestesia y cuidados intensivos del Imperial College de Londres, quien codirigió el estudio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí