6 C
Río Grande
viernes, abril 23, 2021
Inicio Policiales Entre Ríos: intentaron asaltarla, le robaron el celular mientras tenía un ACV...

Entre Ríos: intentaron asaltarla, le robaron el celular mientras tenía un ACV y murió 15 días después

Una hipótesis apunta a que sufrió primero el arrebato de motochorros y luego de la mujer que la auxilió.

 

En un complejo caso policial, una mujer de 58 años murió este domingo después de sufrir un intento de asalto el pasado 16 de marzo en Concepción del Uruguay, Entre Ríos. Hay tres sospechosos implicados en la causa.

La noticia fue confirmada por su hijo Emannuel Baiz quien contó que su madre, Liliana Noemí Esquivo, falleció producto de un paro cardíaco.

En circunstancias que aún se investigan, la mujer sufrió un ACV en el marco del intento de asalto. Se evalúa si el ataque cerebrovascular ocurrió antes o después del arrebato.

Todo empezó cuando Liliana Esquivo salió de su trabajo el 16 de marzo pasado y se dirigió al garage con su moto ubicado en calle Santa María de Oro y Belgrano.

Una hipótesis apunta a que un hombre intentó asaltarla en ese momento, pero el hecho se habría visto frustrado por los gritos de la mujer.

La moto, el casco y la cartera, en rigor, fueron encontrados en el lugar. Sólo faltó el celular.

Según indicaron a Clarín fuentes de la causa, unas cámaras ubicadas a la vuelta del lugar captaron a dos hombres en una moto. Uno de ellos desciende del vehículo -que es el que habría asaltado a la mujer- y el otro hace unas cuadras en contramano. Son, hasta el momento, conjeturas.

Estos dos hombres -mayores de edad- primero fueron detenidos, pero luego fueron puestos en libertad, aunque continúan implicados en la causa.

“La mala samaritana”: dijo ayudar y hurtó

Sin embargo, otro elemento se sumó a la causa y le agregó más complejidad al hecho. Cuando Liliana Noemí Esquivo estaba en estado de vulnerabilidad producto del ACV, sufrió el robo de su celular. Se cree que fue la mujer que la auxilió en el momento.

Semanas después se advirtió que sería esta persona -que durante varios días se comunicó con la familia para solidarizarse y que ya la llaman en el lugar “la mala samaritana”– la que se había quedado con el celular de la mujer y le puso su propio chip.

Según las pericias, la acusada lo usó una semana entera y luego lo descartó.

Al igual que los otros dos hombres, la mujer fue detenida y liberada, pero también continúa en calidad de sospechosa. Se investiga finalmente si tiene o no algún vínculo con los supuestos motochorros.

“A mi mamá, después de lucharla, le dio un paro hoy a las 3 y falleció; teníamos esperanza porque había mejorado esta semana pero no fue lo suficiente”, dijo Emannuel Baiz a TN.

Siguió: “Después del robo nos llama una persona que la auxilió diciéndonos que estaba descompuesta en la calle. Cuando llegamos nos encontramos con mi mamá, que le había dado un ACV fuerte, estaba dura, paralizada“.

Su hijo relató que cuando la llevaron al hospital de zona se dieron cuenta de que le habían robado porque le faltaba el celular.

“Lo que nos parte el alma es que la persona que le robó el celular todos los días nos preguntaba por su estado de salud y nos decía ‘rezamos’, ‘estamos con vos'”, agregó.

En diálogo con Clarín, Emmanuel contó que en 2017 su padrastro -que salía de trabajar en una gomería- también sufrió un ACV luego de ser golpeado por una camioneta. “Todavía no sabemos quién fue”, se lamentó, al mostrarse pesimista ante la posibilidad de que en este caso, el de su mamá, haya justicia.

“Quiero que los sospechosos, quienes están implicados con la causa de mi mamá,  pidan disculpas, que reconozcan qué hicieron; la familia va a aceptarlas”, reclamó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí