9 C
Río Grande
jueves, abril 22, 2021
Inicio Politica El Gobierno le propuso a la oposición un acuerdo para postergar las...

El Gobierno le propuso a la oposición un acuerdo para postergar las elecciones

Se reunieron Wado de Pedro, Axel Kicillof, Máximo Kirchner, Sergio Massa, Cristian Ritondo y Jorge Macri. La idea es que las PASO se pasen a septiembre y las generales a noviembre. Habrá una reunión la próxima semana.

El presidente Alberto Fernández concentró su agenda en la intimidad de Olivos, en sintonía con la directiva para que la administración pública atienda de manera remota por el pico de contagios. Sin embargo, la Casa Rosada fue escenario de una reunión de alto volumen político entre oficialistas y opositores de la Provincia, principal distrito electoral del país.

En el salón de los Escudos del ministerio del Interior, el anfitrión y ministro político, Eduardo “Wado” de Pedro, recibió a los principales referentes de la política bonaerense del peronismo y del PRO. El objetivo principal fue uno solo: avanzar en el plan oficial para postergar las elecciones. No solo de las PASO; sino también de las generales. Varios delegados de los principales referentes de la oposición ya dieron el sí de manera informal, pero quieren fijar criterios objetivos que justifiquen el corrimiento. Máximo Kirchner habría sugerido que la variable fuera la mortalidad y la ocupación de camas. La idea es mover las primarias de agosto a septiembre y las definitivas generales de octubre a noviembre.

La próxima semana habría una reunión entre el ministro del Interior y los jefes de los interbloques parlamentarios para avanzar en una ley que modifique el calendario electoral.

Con el correr de las horas y ante el impacto de la noticia, desde diversos sectores de la oposición negaron un acuerdo. La mesa nacional de JxC evaluará primero su propia decisión el martes. Los opositores cuestionaron ante todo que la convocatoria no fuera institucional ni a los partidos para tratar el tema y que se discutiera informalmente en una reunión por fondos para obras. El corolario fue que Jorge Macri y Cristian Ritondo, los referentes del PRO que pasaron por la Rosada rechazaron que se hubiera plasmado un acuerdo.

A pesar de todo, los referentes de la UCR por ahora no objetan postergar los comicios 30 días, pero temen encontrarse con alguna sorpresa en el proyecto. El presidente del partido, Alfredo Cornejo, rechazó la existencia de un acuerdo y apuntó contra los referentes bonaerenses. “Una provincia no puede determinar un acuerdo para el resto”, dijo.

Cerca de Mauricio Macri advirtieron que el ex presidente no ve con malos ojos la posibilidad de mover el calendario. Desde la presidencia del partido que conduce Patricia Bullrich, en tanto, reclamaron que el Gobierno convoque a los partidos políticos y a los jefes parlamentarios; lo mismo hizo Maximiliano Ferraro, presidente de la Coalición Cívica.

Los gobernadores radicales Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) ya se habían manifestado públicamente a favor del proyecto. El mendocino Rodolfo Suarez señaló que se plegaría a una definición de JxC.

El diputado de la Provincia Waldo Wolff, uno de los halcones del macrismo, rechazó cualquier consenso. “Opereta de manual para instalar que la oposición estaría dispuesta a posponer las elecciones. Posiblemente para causar malestar en nuestro electorado. Nadie acordó eso sencillamente porque el ámbito para tratar esos temas es el Congreso”, escribió en Twitter.

La Provincia, principal distrito electoral, acompañará la decisión nacional. Se plegaría al calendario por decreto; sin necesidad de una ley en la Legislatura. Así lo expuso el gobernador Axel Kicillof, presente en el encuentro en Balcarce 50. En la UCR no creen que Buenos Aires sea un problema, pero señalan que una normativa del Ejecutivo podría traer aparejadas presentaciones judiciales.

Además del mandatario bonaerense, acompañaron a De Pedro, el jefe de bloque de Diputados del FDT y presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner; y el titular de la Cámara Baja, Sergio Massa. Los últimos tres llegaron juntos a la Rosada, después de almorzar con el Presidente y Santiago Cafiero, en Olivos. También dijo presente el ministro de Obras, Gabriel Katopodis, uno de los dos representantes de los alcaldes provinciales peronistas en el Gabinete.

Entre los intendentes se contaron oficialistas de peso, como el lomense Martín Insaurralde y la quilmeña Mayra Mendoza, entre otros. Entre los opositores sobresalió Jorge Macri, que en las últimas semanas levantó el tono contra el Presidente. El intendente de Vicente Lopez, que quiere competir por la candidatura a gobernador en 2023 y no descarta ser candidato este año, tiene influencia en el Senado bonaerense, donde hay mayoría opositora, y es un primus inter pares entre los intendentes de su partido. Los alcaldes del PRO en el GBA -el Grupo Dorrego- se habían mostrado con Mauricio Macri por la mañana.

Además dijo presente el jefe de bloque del PRO en Diputados, Cristian Ritondo, principal delegado de la ex gobernadora María Eugenia Vidal y del jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta en el Congreso. En la Ciudad negaron contactos sobre la posibilidad de postergar el calendario electoral, pero no descartan la opción en el medio del alza de casos de coronavirus. El ejecutivo porteño tiene la potestad para fijar la fecha de las primarias y las generales a nivel local. Por ahora, referentes larretistas señalan que -por razones presupuestarias, políticas y sanitarias- los comicios locales serán el mismo día que los nacionales. El jefe de Gobierno por ahora juega al misterio. Su segundo, Diego Santilli, declaró que la posición de JxC será consensuada e institucional. Todo parece o parecía encarrilado.

El ala moderada del PRO cree que los halcones del macrismo deberán plegarse al consenso mayoritario del partido por racionalidad y coherencia, por el alza de contagios y porque hay proyectos de JxC en el Congreso para correr el calendario electoral.

El alza de casos de Covid-19 y la circulación de nuevas cepas relajó las relaciones entre el Ejecutivo nacional y la Ciudad. En el encuentro de este martes en Rosada hubo buena onda y chicanas, según relataron algunos de los presentes. “Tenemos que fijar criterios con respecto a las PASO, suspenderlas no es una opción”, dijo  a Clarín. En la oposición no creen que el oficialismo obtenga un rédito electoral con la flexibilización del calendario.

Massa había abordado la posibilidad de postergar las primarias nacionales con el Presidente en un encuentro a solas hace dos semanas. Fernández dio la orden a los gobernadores del Norte de inmiscuirse en las negociaciones en el Congreso si esa era su voluntad.

La excusa formal para la convocatoria en la Rosada fue la firma del Programa de Emergencia de Infraestructura Municipal de la Provincia de Buenos Aires (PREIMBA), cuya puesta en marcha se oficializó en el Boletín Oficial Se trata de la transferencia de fondos para obras por $5 mil millones de Nación a la Provincia y de allí a los municipios, informaron en Interior, a cargo de la reunión.

El proyecto de ley original para la transferencia de fondos llevaba la firma de Ritondo, pero fue consensuada con Máximo Kirchner. Con despachos cercanos, en el mismo piso del Congreso, el jefe del bloque del PRO y el líder de La Cámpora construyeron una relación de confianza, que crece día a día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí