11 C
Río Grande
viernes, marzo 5, 2021
Inicio Economia Dólar blue, la apuesta imbatible de 2020: subió 112% en el año

Dólar blue, la apuesta imbatible de 2020: subió 112% en el año

Los que fueron usando el cupo mensual de US$ 200 para “hacer pure” sacaron una ganancia en pesos de entre 26% y 48%.

En el plano local, el dólar blue fue la inversión imbatible de 2020. Subió 112% entre enero y diciembre y le ganó a los dólares financieros, el MEP y el contado con liqui, que aumentaron entre 88 y 93%.

Quien pudo acceder cada mes al cupo de US$ 200 con la intención de hacer puré y venderlo en el blue embolsó a lo largo del año una ganancia en pesos que va de $ 64.700 a $ 121.000, según en que momento haya vendido.

El blue arrancó el año en $ 75 y con solo tres ruedas por delante lo está cerrando en $ 159 para la punta vendedora y en $ 154 para la compradora. De modo que quien compró US$ 1000 en el informal el 2 de enero de este año destinó $ 75.000 y si hace puré ahora en el blue y los vende se lleva $ 154.000, poco más del doble.

Hasta el refuerzo del cepo de septiembre pasado, la ganancia del puré venía superando a la inflación que había acumulado hasta el 20% en ese momento. Hasta septiembre en el promedio del año se obtenía una ganancia del 34% si se compraba en el oficial y se vendía en el blue.

Pero con el encarecimiento del dólar ahorro con el recargo del 35% adicional a cuenta de Ganancias, ese gap se fue achicando. Entonces, el que fue comprando los US$ 200 mes a mes e inmediatamente los vendió en el blue obtuvo una ganancia en promedio de 26%, $ 64.700. Ya no luce tan atractivo ante una inflación que justamente se aceleró en el último cuatrimestre y se perfila a cerrar el año en torno a 35%.

Pero quien tuvo al chance de guardarse los billetes a la espera de la mejor cotización, sacó una tajada mayor. El que juntó a lo largo de doce meses US$ 2.400 y los vende ahora se queda con una diferencia de $ 121.000, una ganancia en pesos del 48%.

Evolución de los precios de los dólares

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Infografía: Clarín

El incentivo para hacer puré creció al ritmo de la cuarentena. Hasta mediados de abril el dólar informal corrió de atrás al dólar ahorro. En el verano, solo medio millón de argentinos compraban a través del canal oficial. A partir de mayo la brecha cambiaria dio un salto, empujada por la incertidumbre, las expectativas de devaluación y el caudal de pesos que antes de la pandemia se destinaban a gastos como transporte y esparcimiento.

Justamente ahí es cuando empieza a despegar el uso del cupo de US$ 200, que pasó a 1,7 millones de compradores en abril, 2,2 millones en mayo, 3,3 millones en junio y 3,9 en julio. El pico fue agosto con 4 millones de personas se llevaron US$ 1.000 millones.

Después vino el refuerzo del cepo cambiario y ya nada sería igual. Con el despliegue de las inhabilitaciones para la compra de divisas en el mercado oficial, el uso del cupo llegó a 3,8 millones de personas en septiembre y en octubre bajó a un millón. En noviembre fueron 870.000 y se estima un número similar para diciembre.

Ahorro dólares en el colchón

De modo que quien usó su cupo en los primeros cinco meses del año y conservó los billetes, en mayo contaba con US$ 1.000 por los que había pagado $ 84.800. En la apertura del mes el blue ya cotizaba a $ 115. Así quien vendió los US$ 1.000 acumulados se llevó $ 115.000. Sacó una diferencia de $ 30.200.

En junio, el puré dejaba $ 5.820. En julio, $ 5.600. Y en agosto, $ 6.490.

Así, a los $ 30.200 embolsados en mayo, en los meses siguientes se le suman $ 17.910. En total, el que hizo puré en ocho meses se llevó $ 48.110, una ganancia del 34% en pesos.

En septiembre, la mayoría usó el cupo antes del refuerzo del cepo que se produjo el 16 de septiembre, que llevó al dólar ahorro de $ 104 a $ 128. Entonces, la ganancia del puré llegó a $ 4.800.

En octubre los pocos que pudieron acceder al cupo oficial hicieron una diferencia, en promedio de $ 5.600.

Párrafo aparte para los que tuvieron el instinto afiliado para vender el 23 de octubre, cuando la punta compradora tocó los $ 190 y la vendedora los $ 195. Ellos ganaron $ 10.600. Y si vendieron los US$ 2.000 que habían acumulado en el año, se llevaron a casa $ 190.000, 100% de ganancia.

En noviembre,el puré promedió los $ 4.600. Y este mes, con la baja pronunciada del blue, que se movió en las primeras tres semanas en torno a $ 150 para subir a $ 154/$ 159 el pasado 23 diciembre, la ganancia se acotó a $ 1.600.

En el año que está por comenzar, los pronósticos marcan que el dólar blue seguirá manteniendo su atractivo. Para los economistas, la brecha cambiaria se volverá ampliar. Y si no medían más restricciones, a medida que avance el año vencerán buena parte de las inhabilitaciones que dejaron a tres millones de compradores fuera del mercado -los que cobraron el IFE o el sueldo con ATP, entre otros, quedaron excluidos por 12 meses-, con lo que habría más interesados en hacer puré.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí