11 C
Río Grande
viernes, marzo 5, 2021
Inicio Ciencia Despegó con éxito la misión de SpaceX y la NASA que lleva...

Despegó con éxito la misión de SpaceX y la NASA que lleva a 4 astronautas a la Estación Espacial Internacional

La cápsula bautizada Resilience llegará a destino en la madrugada del martes. Estará 6 meses en el espacio.

Tras sucesivas postergaciones, a las 21:28 de este domingo, la Crew-1 -cuya cápsula fue bautizada Resilience– despegó con éxito desde Cabo Cañaveral, rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI). La misión conjunta de la NASA y la empresa SpaceX lleva cuatro tripulantes en su cabina que estarán al menos 6 meses fuera de la Tierra. Se estima que llegarán a destino a la madrugada del martes, tras un trayecto de 27 horas.

El vuelo de la Crew-1 conduce al Comandante de la Crew Dragon Michael Hopkins, al piloto Victor Glover y a la especialista de la misión Shannon Walker, todos astronautas de la NASA. La cuarta plaza la ocupa Soichi Noguchi, de la agencia espacial JAXA japonesa, veterano del transbordador espacial de la NASA y las misiones rusas Soyuz.

Poco antes de abordar, los astronautas intercambiaron saludos con sus hijos y parejas, quienes se agruparon junto a las ventanillas abiertas de los autos que los trasladaron hasta la nave para despedirse. Todos estuvieron en cuarentena los días previos, para poder garantizar este encuentro previo al despegue.

Una de las primeras imágenes difundidas de los astronautas luego del despegue exitoso. El martes a la madrugada llegarán a la Estación Espacial Internacional. Foto AFP

Una de las primeras imágenes difundidas de los astronautas luego del despegue exitoso. El martes a la madrugada llegarán a la Estación Espacial Internacional. Foto AFP

Quien no pudo estar presente fue el magnate Elon Musk, dueño de SpaceX, quien contó que “muy posiblemente” padece un caso leve de coronavirus. Fue reemplazado por la presidenta de de la compañía, Gwynne Shotwell. También estuvo presente el administrador de la NASA Jim Bridenstine.

Cerca de las 19.30, se vivió un momento de tensión cuando se cerró la escotilla de la nave y se detectó una fuga de oxígeno. Tras corregir este desperfecto, se armó el sistema de escape. Es que si algo salía mal con el cohete Falcon 9, Crew Dragon podía salir del vehículo de lanzamiento a un lugar seguro y amerizar en el océano.

Casi un minuto después de partir, el sistema logró superar el instante “Max Q”, que según SpaceX, es el punto de máxima presión dinámica, donde se maximiza el estrés aerodinámico en una nave espacial en el vuelo atmosférico.

crew-dragon

A los nueve minutos del ascenso, la primera de las dos etapas aterrizó en la plataforma “Just read the instructions” ubicada en el océano Atlántico. Está previsto que descienda verticalmente sobre la cubierta del barco.

A los doce minutos, la cápsula Crew Dragon de SpaceX se separó de la segunda fase del cohete y emprende rumbo a la EEI. Allí comenzó el viaje que veintisiete horas más tarde debería llevar a la tripulación a destino.

Al separarse del Falcon 9 la cápsula Resilience ejecuta la activación de órbita y según la NASA se comprueba la propulsión, así como los sistemas de soporte vital y control térmico.

Con una serie de impulsos de los motores, la cápsula Dragon alcanza velocidad delta y hace “maniobras de elevación de órbita” para “alcanzar” la EEI, según SpaceX.

Cuando la nave y sus cuatro tripulantes se acerquen a la EEI se inicia un proceso autónomo hasta su aproximación final al módulo Harmony. Ocho horas y 30 minutos después, Resilience se acoplará a la estación.

Al arribar, los integrantes de la Crew-1 se convertirán en miembros de la Expedición 64, uniéndose a la astronauta de la NASA Kate Rubins, al comandante Sergey Ryzhikov y al ingeniero de vuelo Sergey Kud-Sverchkov, ambos de la agencia espacial rusa Roscosmos.

El astronauta Soichi Noguch, este domingo, poco antes del lanzamiento. (AFP)

El astronauta Soichi Noguch, este domingo, poco antes del lanzamiento. (AFP)

La fecha original de la misión Crew-1 estaba pautada para el 23 de octubre, pero fue aplazada al 31 de octubre y luego sin fecha hasta que la NASA anunció a fines de septiembre que sería el 14 de noviembre. Pero el sábado fue postergada por la tormenta tropical Eta que el jueves cruzó toda la parte norte de Florida y prosiguió su trayecto en aguas del Atlántico, dejando severas inundaciones en este estado.

Este fue el primer vuelo de rutina de una serie que la NASA espera extender desde Estados Unidos hacia la EEI y que representa la pérdida del monopolio del acceso espacial ostentado por Rusia durante nueve años.

En la que se considera una misión de ensayo, la Demo-2, Bob Behnken y Doug Hurley viajaron a la EEI el pasado 30 de mayo y al cabo de dos meses regresaron a la Tierra en la misma cápsula, que cayó en el Golfo de México de manera controlada y sin problemas el 2 de agosto pasado.

La NASA espera, sin embargo, continuar cooperando con Rusia y para ello propuso facilitar plazas para sus cosmonautas en futuras misiones y pretende que los estadounidenses continúen usando regularmente las neves Soyuz.

Sobre el nombre que los tripulantes escogieron para esta misión, el comandante Mike Hopkins contó que todos permanecieron en cuarentena antes del lanzamiento programado y eso es algo que los fortaleció como grupo.

“Resiliencia, significa funcionar bien en tiempos de estrés o superar eventos adversos, así que creo que todos estamos de acuerdo en que 2020 ha sido ciertamente un año desafiante: una pandemia global, dificultades económicas, disturbios civiles, aislamiento”, expresó Hopkins.

Los 4 jinetes: Mike Hopkins, junto a  Shannon Walker,  Victor Glover y el oriental Soichi Noguchi. Foto REUTERS

Los 4 jinetes: Mike Hopkins, junto a Shannon Walker, Victor Glover y el oriental Soichi Noguchi. Foto REUTERS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí